viernes, 18 de marzo de 2011

Muslos de pollo con miel y orégano




Esta receta es de mi madre, nos la preparó hace ya mucho tiempo y nos gustó tanto que quería dedicarle un hueco en mi blog.Es una receta muy sencilla de preparar, ya lo vereis y lo peor de todo es que está tan rica la salsa, que luego no puedes evitar mojar en ella.
En esta ocasión la he acompañado de las cebollitas francesas rellenas (tienes las receta también en el blog, pica sobre el nombre), estaba delicioso el plato.Espero que os guste tanto como a mi.

Ingredientes:

- Muslos de pollo
- Miel
- Aceite de oliva
- Orégano
- Sal
- Pimienta

Elaboración:

-Salpimentamos los muslos de pollo al gusto

- En un recipiente a ser posible alto y estrecho, echamos el resto de los ingredientes; unos 120 ml de aceite de oliva, 2 cucharadas generosas de miel, y orégano.Removemos un poquito e introducimos los muslos de pollo ahí.Decía antes que es aconsejable una fuente alta y estrecha porque vamos a tener los muslitos de pollo dentro de esta fuente un buen tiempo para que cojan bien todo el sabor de la mezcla; mínimo recomiendo unos 30 minutos.

- Pasado ese tiempo, ponemos los muslos de pollo en una fuente para el horno con la mezcla de aceite y miel de antes.Pondremos el horno a 200º calor arriba y abajo durante unos 50 minutos o hasta que veamos que los muslos ya están hechos.A mi siempre al final, me gusta ponerle un poquito el gratín, para que la piel del muslo quede crujiente.


Buena pinta, no??

Imprimir artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada