jueves, 2 de febrero de 2012

Dulce o carne de membrillo


La tía de mi marido, Pili, es muy aficionada a las mermeladas, conservas de tomate, pimientos y sobre todo con mucha frecuencia prepara dulce o carne  de membrillo.Quienes me seguís con frecuencia por el blog seguro que ya me habéis oído hablar de ella ya que la he nombrado en más de una ocasión. Es una estupenda cocinera, cada vez que tengo alguna duda con un plato rápidamente la llamo por teléfono para preguntarle y por eso mismo, quería que la conocierais, porque muchas de las recetas que he subido por aquí son de ella.

Cuando le dije que quería hacer el dulce de membrillo con ella, ni se lo pensó, me dijo que cuando quisiese nos poníamos con ello. Esta receta la hice en el mes de diciembre, época en la que más difícil encontrar membrillo (el membrillo es una fruta de otoño), pues aún así lo consiguió encontrar y a los dos días estábamos mano a la obra

Ah!! Deciros que el dulce o carne de membrillo se puede congelar.Si os animáis a hacer esta receta probar a hacerla con varios kilos de membrillo y congelar el dulce de membrillo cuando ya esté hecho, tendréis carne de membrillo durante todo el año, ¿no es una delicia?

Hay varias formas de hacer el dulce de membrillo, y en alguna de ellas, al coger mucha temperatura la carne del membrillo durante su cocción, hace que salte como un volcán por toda la cocina.Con esta forma de hacerlo, eso no pasará, así que no es necesario empapelar toda la cocina por si acaso...

Os dejo el paso a paso de esta receta y os presento a Pilar


Ingredientes:

- 1 kg de membrillo (ya limpio de las pepitas del corazón)
- 300 gr de azúcar



     

Elaboración: 
-  Con un paño limpio, frotar el membrillo para quitarle la pelusilla


- Pasarlos un poquito por debajo del grifo.


- Cortad el membrillo en trozos.No es necesario que sean trozos pequeños y tampoco hay que quitar la piel.Con esto nos echó una mano Daniel, el parido de Pilar, porque los membrillos están muy duros, así que tener cuidado

  

- Añadir el azúcar y dejarlo macerar.Yo recomiendo hacer todo ésto por la tarde y al día siguiente continuar con el resto de los pasos.Si no podéis, por lo menos dejarlo macerar durante 5 horas para que el membrillo suelte su jugo.


- ¡Al día siguiente mirad todo el jugo que habían soltado los membrillos!.Por eso no es necesario añadir agua. Si lo tuvierais menos tiempo y no hubiera soltado tanto, añadir un poquito de agua a la cocción 


- Colocar una cazuela al fuego con toda la fruta, el azúcar y el jugo que ha soltado.Poner el fuego a temperatura baja para que se vaya haciendo muy despacio. No tapar la cazuela


- Ahora sólo hay que dejar cocer os membrillos a fuego bajo.De vez en cuando remover para evitar que se nos pegue en el fondo de la cazuela.Dependiendo de la temperatura a la que pongáis el fuego, ésto os llevará unos 60 minutos. Cuando veáis que la fruta prácticamente se deshace cuando lo aplastáis con un tenedor, ya estará lista


- Cuando esté lista la fruta, pasarla por la batidora.


Si vierais que no ha quedado una textura lo suficientemente fina, podéis pasarlo también por un pasapurés


- Y ya simplemente os queda verter todo el contenido en un recipiente donde lo queráis conservar y dejar que se enfríe.Cuando se enfríe, ya lo podéis tapar y guardar en el frigorífico o congelar.A mi me gusta echarlo en un tupper.Facílismo, ¿verdad?



Imprimir artículo

14 comentarios:

  1. La carne de membrillo con queso esta buenísima, felicitaciones por esta receta, es una manera muy práctica de hacer este delicioso dulce.
    Se me ocurren algunas adaptaciones y la pondré en práctica a ver como sale hecha con energía solar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrés, estaré pendiente de esa adaptación con la energía solar; seguro que queda de fábula igualmente

      Eliminar
  2. genial el paso a paso y la "ayudanta", jeje. el dulce de membrillo casero me encanta, pero siempre me lo dan hecho. necestio a alguien que me regale los membrillos y ya me encargaría yo de hacer el dulce :)
    besazos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, has visto Laura que pedazo ayudanta!! qué haría yo sin Pili!! La próxima vez haz tu el membrillo, la diferencia que hay entre uno comprado y otro hecho en casa es grandísima.Sin duda el que más nos gusta es el casero
      Saludos!

      Eliminar
  3. nunca lo he hecho,tiene una pinta genial y con queso yaaaa
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, ya has visto con el paso a paso que es muy sencillo de hacer.Te animo a que lo hagas
      Saludos!

      Eliminar
  4. Olé mi niña!!!! eso es una torre y lo demás son tonterías. Me encanta la mezcla y si es con membrillo casero ni te cuento.
    Un beso para tí y otro para Pili por buena cocinera!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej, y qué torre, eh!! Otro beso para ti y los tuyos
      Saludos

      Eliminar
  5. Me encanta la carne de membrillo casera, me recuerda cuando era pequeña y se hacía en casa de mi tía, ¿ qué haríamos sin nuestras tías, jaja,? bsitos de ladulceali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Ponsfer, qué haríamos sin nuestras tías y sin nuestrasmadres!!Que yo a la mía la nombro poco por aquí pero he aprendido muchas cosas de ella también
      Saludos!!

      Eliminar
  6. uisss, por favor, ¿queso fresco con membrillo casero? Me gustaría saber cómo he podido vivir todo este tiempo si conocerte!
    Por cierto, un encanto de cheff en tu cocina... de tal maestra en la familia, ¡tal cocinerita linda! ¡Quién pudiera colarse entre vuestros fogones!
    Besitos mil para ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Débora, tú siempre tan cariñosa con tus palabras.
      Otro beso enorme para ti

      Eliminar
  7. Me encanta el membrillo BEa!!!
    Que suerte tener a tu tia de chef, os quedo de muerte...un besotee

    ResponderEliminar